¡La vida es Magnánima, hay que disfrutarla!

Fotos y redacción por Iván Gutiérrez

Si uno busca Magnánima en el diccionario, encontrará entre sus diversos significados la definición de “alma grande”. A partir de esta idea es que nuestros amigos de Cervecería Magnánima encontraron inspiración para poner en movimiento su propuesta de cerveza artesanal, ¡toda una celebración de la vida!

Ubicados justo frente al Océano Pacífico, este Tap Room ha desarrollado una variedad de cervezas inspiradas en vivencias únicas, viajes y personajes que han formado parte de este tiempo. Conversando con Cecilia y Fernando, fundadores de esta deliciosa cervecería, exploramos más sobre los orígenes de este rincón artesanal porteño.

“Durante la pandemia nos refugiamos en esta casa, donde ya cocinábamos, y vivimos momentos súper felices, ¡la vida nos permitió parar y disfrutarla al máximo! Con el COVID, lo primero que pasó es que se cancelaron dos festivales en puerta y, y teníamos chela en abundancia. No sabíamos qué íbamos a hacer con ella. Luego vino la escasez. Fue entonces que compartimos con amigos, vecinos, y algunos personajes llegaron a comprarnos”.

Ceci y Fer recuerdan cómo, a pesar de la pandemia, la naturaleza seguía creando escenarios magníficos, por ejemplo, los atardeceres de cada día pintaban una postal diferente del puerto del Sauzal. De igual manera, comentan que por ese tiempo tuvieron cerca de 10 días de bioluminiscencia con era el mar rompiendo en neón intenso y arriba las estrellas fugaces surcando el cielo, ¡toda una celebración diaria! Además hubo mucho surf que podían disfrutar desde primera fila.

“Cumplimos años, viajamos, nuestros amigos cumplieron años, celebramos y todos estos meses pudimos disfrutar de cada rincón del jardín. Todo un ciclo donde, mientras afuera se paseaban el temor y la incertidumbre, a nosotros nos cobijó este lugar y nos llenó de alegrías y amigos entrañables. No pudimos ver a muchas personas de nuestro círculo durante ese tiempo, pero cuando tuvimos oportunidad hicimos un par de reuniones de esas grandes y muy muy chidas, ¡y celebrar que estamos vivos!”, comparte Ceci con gran entusiasmo.

Y Fer agrega: “Fue por eso que decidimos abrir las puertas de la casa y compartir este espacio. Porque está lleno de magia. Puedes sentarte en la tarde y disfrutar la brisa, tomar la sombra por las lavandas, ver caer el atardecer mirando al puerto y los tonos rojizos bañando las paredes del lugar y el morado lumínico de las flores de alcachofa en temporada.

Entre los Taps de Magnánima podrás encontrar cervezas de línea y otras más experimentales, y cuentan además con dos primeros lugares otorgados por la Copa Cervecera del Pacífico. “Estamos muy orgullosos de estos reconocimientos, pero el mejor premio te lo otorga el cliente que regresa, el cliente que te llama para ver si ya está lista tal o tal cerveza y verlos disfrutar de la contemplación, la comida y la música”.

Cervecería #Magnánima también es un espacio abierto a proyectos artísticos. Hay noches de jueves en los que tienen jazz, otro de los gustos muy arraigados por Ceci y Fer. Además los fines de semana generalmente hay grupos que ponen ambiente con música de salsa, una que otra banda local de rock y DJ’s que se han vuelto amigos.

Otra de las pasiones de esta cervecería es el Surf: “Disfrutamos tener y participar en eventos que apoyan el surf. Este año celebramos con mucho éxito el primer Stacks Open en febrero, donde se reunieron más de setenta surf@s locales, de todas partes de la Baja y algunos internacionales. Tenemos fe y estamos trabajando para que pronto se encuentren los mecanismos que garanticen el acceso a la playa de la comunidad de manera incluyente y responsable y así celebrar juntos”.

Ceci y Fer también comparten que parte de su compromiso con la comunidad es organizar, participar y apoyar limpiezas de playas en conjunto con otros organismos y células ciudadanas que apoyan la sustentabilidad del Océano Pacífico.

Y, por supuesto, no puede haber buena cerveza sin buena comida, por eso es que su oferta gastronómica está a cargo de la talentosa Chef Indira Gil, quien ha desarrollado un menú que fusiona recetas tradicionales de la comida yucateca (pasadas durante 4 generaciones) con ingredientes del Pacífico y La Baja, dando como resultado una cocina deliciosa y creativa.

Sin lugar a dudas, Magnánima es una cervecería que debes visitar sí o sí para gozar una experiencia 100% ensenadense: “En la noche puedes disfrutar del espectáculo de las naves pesqueras y sus luces mientras se enfilan fuera de la Bahía de Todos Santos, escuchar el oleaje en la parte baja junto a uno que otro lobo marino, y en la parte de la terraza y el deck escuchar la música ambiental de la barra, todo bien acompañado por una cerveza #Magnánima. ¡Así que los invitamos a disfrutar de la magia de este lugar y celebrar la vida como nos encanta hacerlo en nuestro Tap Room”, concluye esta simpática pareja cervecera.

.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

Teléfono (646) 237 18 61

Insta @cerveceria_magnanima

FB @magnanima_cerveceria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.