Cotoño´s Hot Dogs: El sabor de 24 años de experiencia

Redacción por José Carlos Ramírez
Fotos por Antonio Gándara

Vivir el día a día puede ser agotador. Entre las responsabilidades, el trabajo, la familia, las relaciones, uno termina la jornada sin mucha energía. Por suerte existen lugares como Cotoño´s Hot Dogs, un puesto nocturno legendario para miles de ensenadenses, que desde hace más de dos décadas ha representado esa última parada fraternal donde cerrar la marcha y alimentar al alma.

Si eres de los afortunados que en su trayecto a casa atraviesan el boulevard Ramírez Méndez, seguro has visto ese carrito de comida rápida que resplandece en medio de la noche, en cuyo techo se puede ver a un gato haciendo la siesta, mientras debajo unas manos ágiles sacan salchichas de la plancha, malabarean con panes calientes y ponen a freír patatas.

Desde hace más de 24 años Cotoño´s quebranta el estatus social y reúne a una variedad de gente en su local. Parejas, familias, novios, amigos, amantes, esposos y una que otra mascota del vecindario conforman el ambiente familiar que representa la experiencia de visitar este pequeño establecimiento.

Eran los 90s y…

La tarde de nuestra visita me encuentro con Delia Hernández—fundadora de Cotoño´s Hot Dogs— supervisando que todo esté limpio y listo en su local, mismo que ya empieza a emanar ese aroma delicioso que tanto cautiva a los hambrientos. Invitándome a tomar asiento, Delia hace memoria de cómo nació su puesto gastronómico, que al igual que muchísimos otros, inició con la necesidad de tener un trabajo.

“En aquel entonces la ciudad no era lo que es ahora, y decidimos aventurarnos a hacer algo diferente. Hace 24 años no existía una temática así, de Hot Dogs que pudieras llenar de un montón de ingredientes. Habíamos visto lugares así en Mexicali, y se nos ocurrió traer la idea para acá, pensando en una barra libre para que cada quien se sirviese lo que le gustara, y no fuera solo el típico Hot Dog de tomate con cebolla. Decidimos comprar el carrito y así empezamos de a poco”, narra Delia.

El 7 de noviembre de 1996 fue la fecha de apertura del Cotoño´s, ubicados originalmente una calle arriba de donde actualmente se encuentran, para eventualmente trasladarse al punto de la glorieta que ocupan desde hace décadas. Según cuenta Delia, nunca hubieran imaginado tanto aprecio de la comunidad, pues hoy los siguen visitando clientes a quienes conocen desde hace más de 20 años.

Y es que 24 años se dicen fácil, pero la constancia y la perseverancia de Delia es la que ha mantenido este establecimiento funcionando. Según comparte la dueña, más del 60% de los ensenadenses han comido un hotdog de Cotoño´s al menos una vez en su vida: “Me atrevería a decir que la mitad son clientes frecuentes, porque tratamos de que el negocio tenga la mayor calidad, así nos suban el precio de los productos, tratamos de no cambiarlos porque eso es lo que el cliente se merece”, comenta Delia. “También, creo que a la gente le gusta mucho venir porque fuimos los primeros que empezamos a manejar pan 100% artesanal”.

Una travesía llena de sabor y vínculos

 En lo que platicamos las mascotas del lugar se acercan en busca de una sonrisa. Henry (el gato atigrado), Soraya (la gata amigable) y Popeye (el perro al que no le agradan los niños) son parte de Cotoño´s y la gente los adora como si los vieran todos los días; quizás por eso los clientes sienten un ambiente tan agradable y familiar al convivir con todos los integrantes de Cotoño´s  Hot Dogs.

Parte importante en la historia de Cotoño´s es Teresa Barreras, una fiel colaboradora y gran amiga de Delia desde que sus hijos compartían el mismo salón en el jardín de niños. “Yo inicié a trabajar con Delia porque mi esposo y yo estábamos construyendo nuestra casa, y nos quedamos cortos de dinero. Un día vengo a cenar con ella y le comento que si no tiene algún trabajo para mí, y a los 15 días me habla preguntándome si todavía me interesaba trabajar con ella, y desde entonces aquí estamos”, expresa Teresa con gran satisfacción. En sus ojos y en su forma de contar este recuerdo se percibe gratitud y lo mucho que le gusta trabajar y compartir con los clientes que ya son como “una segunda familia” para ella.

Entre el equipo de Cotoño’s Hot Dogs también está Rafael Zúñiga, quien desde hace año y medio se encarga de la plancha, y Stephanie Pérez, estudiante de la carrera de educación quien desde hace tres años apoyando al puesto en los fines de semana. Y claro, también se ha involucrado la familia de Delia, como su hija Jennifer Verdugo, quien nos comparte su experiencia con este negocio local: “Desde chiquita mis padres me traían y me quedaba en la cajuela del carro sentada o me ponía a jugar por ahí. Y pues por eso los clientes me reconocen, porque crecimos junto con el puesto. Sin darme cuenta ya somos parte de aquí, y se siente muy bien saber que perteneces a un lugar que tiene historia, porque 23 años es mucho, y en ese tiempo nos hemos relacionado con mucha gente grandiosa, y vivido anécdotas de todo tipo”.

Delia menciona entonces que este local se ha ido formando por los mismos colaboradores y clientes, creando vínculos que generan un ambiente ameno y fraternal: “Aquí siempre hemos tratado de ayudar a la gente. Si alguien llega pidiendo comida y no tiene para pagar, aquí le echamos la mano”, menciona, y agrega que también hacen donaciones cuando pueden, como el año pasado en apoyo a los bomberos durante las quemas forestales.

“A mí me gusta venir aquí porque está muy limpio, me gusta porque platicamos bien suave, te la pasas a gusto”, comenta una de las comensales de esta noche. Y es que, para Delia Hernández, la atención que se brinda al cliente es muy importante, al igual que la limpieza: “Siempre estamos cuidando la limpieza de los productos y del local. Por supuesto, la atención que le damos al comensal también es importantísima”.

Por supuesto, también ha habido obstáculos en el camino de Cotoño´s. Por ejemplo, Delia y Teresa comentan que actualmente manejan un horario de lunes a sábado de 6pm a 11pm, si bien antes cerraban hasta las 12 de la noche, previo a una mala experiencia derivada de los índices de inseguridad que hay en Ensenada desde hace un par de años.

Otra de las etapas difíciles que ha atravesado Cotoño´s ha sido la Pandemia de COVID-19: “Al igual que con la mayoría de los negocios, nos bajaron un montón las ventas en los primeros meses, pero gracias a la gente y su fidelidad hemos logrado atravesar esta etapa tan difícil para todos”.

¡Tres para llevar por favor!

El menú de Cotoño´s es tan sencillo como delicioso. En un pan esponjoso y caliente viaja la salchicha a la que le puedes agregar los diferentes toppings que tienen para ti, como son cebolla, tomate, pepinillos, queso para nachos, jalapeños, champiñones, aceitunas, frijoles con chorizo, guacamole, piña, cebolla a la plancha, aderezo chipotle, mayonesa, mostaza y cátsup.

Este puesto urbano también cuenta además con deliciosas salchipapas y la opción de encargar una orden de papas y agregarle lo que tú gustes.  Delia comenta que para el próximo año quiere ampliar un poco el menú: “Año nuevo, Menú nuevo”, exclama simpáticamente.

 Es tanto el cariño entre Cotoño´s y su clientela que este mes de noviembre piensan tirar la casa por la ventana por su 24 aniversario. Entre las dinámicas que planean realizar está una rifa organizada a través de su página de Facebook, en la que otorgarán boletos con premios como una televisión de plasma y muchas sorpresas más.

Para quienes todavía no han probado estos Hot Dogs históricos en Ensenada, Delia Hernández extienda una invitación para que conozcan a la familia y te recargues de energía al terminar tu jornada: “los invito a que se den la oportunidad de conocernos, siempre estamos para servirles y les prometo no se van arrepentir de venir, porque si seguimos aquí después de 24 años, es porque nos gusta dar lo mejor día con día”, concluye Delia con su gran sonrisa. 

Y bueno, eventualmente llega el momento del último mordisco, y quizás ya estás pensando de nuevo en todo lo que tienes que hacer mañana en la oficina. Sin embargo, al despedirte de Delia, Teresa y todos los amigos de este puestito gastronómico que llevas viendo desde hace quien sabe cuánto, sonríes con la certeza de que, sin importar lo que te depare el futuro, podrás volver a degustar un delicioso Hot Dog en Cotoño´s, pues sabes te estarán esperando con gran entusiasmo como lo han hecho desde hace 24 años.

2 comentarios en “Cotoño´s Hot Dogs: El sabor de 24 años de experiencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *