El otro lado de la nutrición: Mitos y verdades

¿Que se apega a la realidad y qué termina siendo solo un truco más de Marketing?

Cuántas veces no nos hemos topado con anuncios e información que nos prometen un:

  • ¡Pierde 15 kilos en 1 mes! 
  • ¡Baje de peso sin dietas! 
  • ¡Contenga su apetito con este nuevo producto del mercado!
  • La Dieta  «_______» de la que todo mundo está hablando ! 
  • Alimentos “Quema grasa” 

Hoy en día es tan fácil jugar con la percepción que tenemos sobre los alimentos, que terminamos tomando medidas extremas que ponen en riesgo nuestra salud, todo con el objetivo de llevar a cabo este nuevo trend llamado «vida fit».

Con este flujo constante de información con la que se nos bombardea día con día y que siempre nos promete la salida fácil, pasamos de lado el hecho de que dicha información carece de fundamento nutricional.

El verdadero primer paso hacia una vida saludable comienza a partir de un cambio de mentalidad, por eso acá te comparto algunos de los mitos y verdades más comunes dentro de la nutrición. 

Mito 1: SALTARSE EL DESAYUNO, UN VIEJO TRUCO

Es muy común escuchar  la frase «El desayuno es la comida más importante del día», e igual de común lo es pasar de él , ya sea por la falta de tiempo, por las pocas referencias que tenemos al momento de elegir qué alimentos son los que conforman un buen desayuno, o incluso por esta vieja creencia de que cortando calorías voy a bajar de peso de manera efectiva. Bueno, la realidad es que el desayuno es uno más de los factores que contribuyen a un peso saludable.

Todo dependerá de que es lo que te funciona a ti, si eres una de esas personas que comienzan su día de manera muy activa, es importante que no pases del desayuno, ya que debes cubrir la demanda de energía (calorías y nutrientes), durante el día y sobre todo en las horas más intensas de trabajo.

Mito 2: ¿CARBOHIDRATOS? ¡NO GRACIAS!

Se dice que los carbohidratos engordan y por eso mejor evitarlos, pero los alimentos que constituyen este macronutriente (pasta, pan, arroz preferentemente en su versión integral, legumbres, cereales, vegetales y fruta) deben representar entre un 60 – 45 % del total de calorías de nuestra alimentación diaria.                                                                  

La calidad y cantidad de los carbohidratos (complejos) que incluyas en tu plato será la clave de todo el asunto. Su aporte de fibra, vitaminas y minerales, nos permite sentir mayor saciedad durante el día, esto debido a que la absorción de los mismos se lleva a cabo de manera más lenta, permitiendo así que la energía que nos aportan se vaya liberando de manera gradual. 

Mito 3: PRODUCTOS LIGHT, NOMBRES DE FANTASÍA

¿No te pasa que al ver un producto con la referencia “light” automáticamente lo relaciona como de libre consumo, libre de culpa y remordimiento? Es aquí cuando nuestro cerebro responde con un “bueno, si me están ofreciendo la opción que generalmente  es más baja en % de grasa o azúcar, seguro que esto me facilita el camino para llegar más rápido a mi meta”.

En estos casos lo primero que debemos hacer es ponernos en perspectiva. Un producto Light es aquel alimento al que se le ha reducido el contenido de uno o más nutrientes (azúcares, sodio, grasa o energía – calorías-).  Pueden ser útiles dentro de tu dieta habitual si los utilizas de manera estratégica, más no deben ser tu referente a menos calorías. Recuerda: cuida las porciones y no abuses de su consumo.  Y sobre todo ¡no te engañes! Lee la etiqueta y valora si es una buena opción para ti.  

El mejor comienzo para este 2021 es a partir de la mejor inversión de todas, tu salud. Recuerda siempre consultar a un profesional en el área, puedes ponerte en contacto conmigo para apoyo nutricional al 646 128 79 30 – vía WhatsApp o a mi correo personal gana91696@gmail.com y con gusto podemos concretar una cita.

Licenciada en Nutrición,  autora de la tesis «La incógnita sobre el desarrollo a una dependencia al azúcar en etapa infantil » . Amante de la buena comida, el arte y un buen café.

1 comentario en “El otro lado de la nutrición: Mitos y verdades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *